Abuso de las nuevas tecnologías en jóvenes: señales de alarma.


Las nuevas tecnologías actualmente se encuentran muy extendidas y son muy utilizadas por jóvenes y adolescentes. Internet es una herramienta que nos aporta muchos beneficios, pero en ocasiones, la obsesión y la pérdida de control sobre el uso del mismo pueden interferir en la vida cotidiana de la persona afectada.

Por parte de los profesionales existe cierto debate sobre si existe o no una “adicción a internet”, pero lo que si es cierto es que dedicar un exceso de horas a esta actividad (o a cualquier otra) puede ser causante de otros problemas, ya que la persona disminuye drásticamente las horas que dedica a otras actividades.  


Las principales señales de alarma ante una posible dependencia a las tecnologías de la información y comunicación o a las redes sociales son las siguientes (Young, 1998):

a) Privarse de sueño (menos de cinco horas) para estar conectado a la red, a los que dedica unos tiempos de conexión anormalmente altos.
b) Descuidar otras actividades importantes, como el contacto con la familia, las relaciones sociales, el estudio o el cuidado de la salud.
c) Recibir quejas en relación con el uso de la red de alguien cercano, como los padres o los hermanos.
d) Pensar en la red constantemente, incluso cuando no se está conectado a ella y sentirse irritado excesivamente cuando la conexión falla o resulta muy lenta.
e) Intentar limitar el tiempo de conexión, pero sin conseguirlo, y perder la noción del tiempo.
f) Mentir sobre el tiempo real que se está conectado o jugando a un videojuego.
g) Aislarse socialmente, mostrarse irritable y bajar el rendimiento en los estudios.
h) Sentir una euforia y activación anómalas cuando se está delante del ordenador.

Resumiendo, podríamos decir que en los casos de uso abusivo, Internet se presenta como un elemento principal en la vida del joven afectado/a. El abuso de Internet puede ser una expresión secundaria de otra adicción principal o de otros problemas psicopatológicos, por lo que siempre es necesario realizar un diagnóstico individualizado. En ocasiones, el abuso de Internet puede estar motivado por la búsqueda de una vía de escape, huyendo así de la vida real y mejorando el estado de ánimo mediante las posibilidades que le aporta esta herramienta.

Por último, cabe recordar que es primordial llevar a cabo estrategias preventivas tanto en la familia como en la escuela, con el objetivo de promocionar un uso controlado y responsable de las nuevas tecnologías. Es necesario aprender a distribuir el tiempo de manera adecuada, de forma que la persona pueda dedicar el tiempo necesario a todas las actividades de su vida diaria sin interferencias.  

Para obtener información más detallada podéis leer el siguiente artículo:


Gracias por visitar nuestro blog Psicólogos Teruel.

Aintzane Solís Arrieta. Licenciada en Psicología. Especialista en Drogodependencias y otras adicciones. Puedes contactar conmigo a través de mi email o mediante mi cuenta de Google +. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTA Y EXPRÉSTAE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE:

PUBLICACIONES MÁS LEIDAS